Cocinando Alcachofas con patatas guisadas

Saludable Alcachofas con patatas guisadas para doomies.


Las alcachofas con patatas guisadas es un plato muy sencillo de preparar y que es muy resultón. No necesitas ingredientes difíciles de encontrar ni tener una experiencia muy larga en la cocina, os mostramos un punto por punto fácil de seguir.

Una forma exquisita y fácil de preparar unas alcachofas con patatas guisadas. Eso sí, unas buenas patatas, que sé que resulta difíciles encontrar en el súper una patata de calidad y que lloro por las esquinas cuando se me terminan las del pueblo y debo ir probando a ver si doy con alguna buena, mas una rica patata cocida tiene poco que le haga sombra.

Estas alcachofas con patatas guisadas no tienen ningún misterio en su preparación y, no obstante, quedan magníficamente para una comida de diario como si tienes visita en casa. Ya sabéis, la calidad lo hace todo y a veces lo más simple es lo más admirado.

La flor que veis en la fotografía es la flor del cebollino, que se puede comer de forma perfecta en ensalada o en guisos como este, y además de darle un aspecto visual bonito asimismo le da un toque de sabor.

Alcachofas con patatas guisadas: Ingredientes

  • 3 Alcachofas frescas
  • 1 o 2 Patatas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Agua
  • Sal
  • Perejil fresco
  • Flor de cebollino

Alcachofas con patatas guisadas: Preparación

El primer paso que debemos llevara a cabo es limpiar las alcachofas. Tal como charlamos en el artículo “cómo adecentar y preparar alcachofas (alcauciles)“, es recomendable tener un cuenco con agua y limón cerca para ir echando cada una de las que limpiamos a fin de que no se oxiden. Hay que quitar las hoja exterior, retirar el rabo y recortar un poquito la base, eliminar la mitad o 1/3 de la parte superior y cortarlas a la mitad.

Mientras tanto, pon una cacerola al fuego con un chorro de aceite de oliva y, cuando esté caliente, agregas la cebolla cortada en juliana (tiras finas) y el ajo laminado. Déjalos hasta que se doren.

Pela las patatas y las cascas, esto es, cuando pases el cuchillo para cortarlas tienen que sonar como un crujido, no recortar en línea recta. Una vez las tengas, las añades también al guiso y remueve a fin de que se rehogue todo junto.

Por último, agregas las alcachofas con un poco de sal, cubres con agua y lo dejas que se cueza durante 20 minutos más o menos. Antes de sacarlas puedes pinchar las patatas para ver si están blanditas y listo.

Se sirve en el plato y se espolvorea un poco de perejil fresco troceado.

En esta web de cocina encontraras de todo sobre comidas rapidas para san valentin