Cocinando Cómo hacer fondue de queso

Cocina facil Cómo hacer fondue de queso facil.


Preparar una fondue de queso en casa es mucho más fácil de lo que os podéis llegar a imaginar. Os contamos cuáles son los quesos que podéis emplear, la preparación a proseguir y algunas recomendaciones importantes a fin de que sea un éxito.

Fondue queso

La fondue de queso es una de las recetas más afamadas internacionalmente y podemos encontrar multitud de versiones diferentes de la misma a lo largo del mundo. Lo que nunca va a cambiar es el protagonismo del queso derretido.

Se trata de un plato muy típico en Suiza, eminentemente, elaborado a base de una mezcla de quesos a tu elección, y aliñado con kirsch (aguardiente de cerezas), en especial indicado para tiempos fríos.

Una fondue de queso es un plato casi personalizado porque se pueden elegir de 2 a 11 quesos diferentes para conjuntar, todo depende de los que desees emplear y las combinaciones de sabor que más te agraden.

Eso sí, se recomienda usar quesos que no estén exageradamente curados pues a lo largo de la fundición desprenderían un sinnúmero de aceite, lo que va a estropear el sabor y la estética del plato. A su vez, como ya os imaginaréis, la calidad del queso va a ser esencial y también indispensable para conseguir un buen resultado.

Quesos que podéis emplear y que son simples de encontrar es el queso gruyere, emmental, roquefort, cabrales, tetilla, vacherin, edam… La lista de posibilidades para la fondue de queso es larga.

Fondue de queso: Ingredientes

  • 300 Gramos de queso emmental
  • 400 Gramos de queso gruyere
  • Dados de gorgonzola
  • Cebollino fresco
  • 200 cc. de vino blanco
  • 1/2 vaso de licor de cerezas (se puede sustituir por aguardiente)
  • 2 cucharadas de maizena (harina de maíz)
  • 2 dientes de aj

Dificultad: Fácil

Fondue de queso: Preparación

Actualmente se puede hallar con facilidad el caquelón, cacerola de hierro derretido habitual para hacer la fondue, mas asimismo podéis emplear un cazo hondo.

Dicho esto, pela los ajos y córtalos a la mitad. Frota las partes cortadas contra las paredes y el fondo del cazo a fin de que quede bien impregnado de ajo; si ves que se seca, solo debes realizar nuevamente un corte y seguir.

A continuación, se añade el vino blanco y el licor de cerezas, dejamos que se cocine a fuego bajo.

Se van agregando los quesos -rallados o bien cortados en dados- poquito a poco y sin dejar de remover suavemente para evitar que se pegue .

La harina de maíz es un espesante que habría que diluir en un tanto de vino, por ejemplo. No siempre tiene por qué razón ser necesaria pero sí que es un ingrediente típico de la fondue y se añadiría cuando los ingredientes están derretidos.

En los restoranes os llevarán la fondue acompañado de un hornillo para evitar que se baje la temperatura y se solidifique el queso. En casa, si no lo tenéis, dividiros las tareas y tened todo dispuesto para el enorme momento de poder coger pan, o bien el ingrediente escogido, a humedecer en la fondue.

Lo más tradicional es añadirle nuez moscada y pimienta al gusto, en el momento en que ya está en la mesa.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Otra propuesta que deseábamos haceros es similar a la del restorán, añadir en el último instante unos dados de queso gorgonzola y cebollino fresco picado por encima. Podéis acompañarlo todo con unas tostas de pan de ajo que asimismo le da un punto espectacular.

Con una buena copa de vino al lado, los suizos recomiendan vino y no agua por la digestión, ya tendrías todo listo para gozar de un plato exquisito.

Fondue de queso: Vídeo Receta

A continuación, podéis ver una vídeo receta de fondue de queso de Chokolat y Pimienta, que nos muestra otra forma diferente de hacerlo:

Otras recetas de interés

En esta web de cocina encontraras de todo sobre cenas saludables para perder peso