Cocinando Copa de chocolate y nata

Cena sana de Copa de chocolate y nata para cena.


Hacer una copa de chocolate y nata casera es formidablemente sencillo, el resultado es excelente y los ingredientes son sencillos de localizar. Os enseñamos cómo preparar este exquisito postre paso a paso.

Preparar en casa la mítica copa de chocolate y nata que ves en el supermercado y hace que tus ojos se pongan golosos, ya es posible y es considerablemente más fácil de lo que os podéis imaginar.

Para hacer la crema de chocolate será fundamental usar un buen chocolate y a poder ser que tenga un porcentaje mínimo de cacao del 55 por ciento , en tanto que la combinación con el resto de ingredientes y con la nata va a suavizarlo muchísimo.

La crema de chocolate se puede hacer de diferentes formas, nosotros hemos preparado una crema pastelera de chocolate y la combinación ha sido tan formidablemente como os podéis imaginar. Hay otras versiones con nata que vamos a ir probando a hacer en casa y os contaremos, por el momento, os puedo asegurar que esta versión de la copa de chocolate y nata no se queda atrás.

Copa de chocolate y nata: Ingredientes

  • ½ litro de leche entera
  • 2 yemas
  • 100 gr de azúcar
  • 45 gr de harina de maíz
  • 170 gr de chocolate
  • 1/2 litro nata para montar de treinta y cinco por cien grasa

Copa de chocolate y nata: Preparación

Rellena la mitad de un vaso de leche y el resto la echas en un cazo. Ponlo en el fuego junto con el azúcar a temperatura baja. Si deseas aromatizar el chocolate con alguna condimenta como la vainilla, éste es el momento de incorporar la vaina (acá como abrirla: de qué forma abrir la vaina de vainilla).

En el vaso de la leche echa la harina de maíz y remueve hasta que esté absolutamente integrada, sin grumos.

Funde el chocolate en el microondas o bien al baño maría, esto va a tu gusto. Eso sí, las recomendaciones para hacerlo en cualquiera de las 2 modalidades: De qué forma fundir chocolate. Reserva.

Cuando la leche esté caliente, si has añadido alguna especia para aromatizar la retiras y echas la leche con harina de maíz. Remueve de forma constante para evitar que se pegue.

Separa las yemas de las claras (no tires las claras, hay postres como el bizcocho de claras que puedes reutilizarlas) y echa las yemas a la leche. Sigue removiendo constantemente para que estén bien integradas.

Verás de qué forma va espesando velozmente la leche y vas obteniendo una crema. En ese instante echa el chocolate fundido, continúa removiendo a fin de que quede bien integrado a la mezcla.

En cuanto se produzca el primer hervor, retira del fuego y ya tienes tu crema lista. Rellena los moldes que vayas a usar para hacer las copas de chocolate y dejas enfriar.

Una vez que esté bien frío ya puedes montar la nata. La primera recomendación es que la nata esté fría, de este modo vas a ver de qué manera se monta con más facilidad.

Cubres la copa por encima con nata y ya la tienes lista. Si tienes unas frambuesas frescas, vas a ver que la combinación de los tres ingredientes es sublime.

¡A disfrutar!

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Otras recetas dulces:

En esta web de cocina encontraras de todo sobre comidas sanas para niños