Cocinando Pastel de salmón ahumado frío

Plato de Pastel de salmón ahumado frío sin complicaciones.


Si estáis buscando un entrante que podáis preparar con cierta antelación, que sea vistoso y que esté tremendamente exquisito, vuestra opción mejor es un pastel de salmón ahumado. Podéis personalizar el relleno como agradéis, os mostramos cómo hacerlo punto por punto.

El pastel de salmón ahumado creo que es uno de los platos que no acostumbran a faltar en navidad cuando comemos en la casa de mi tía Pura. Siempre y en todo momento nos espera este delicioso pastel que combina una cantidad de ingredientes exquisitos y que se pueden personalizar muy fácilmente en casa, todo depende del gusto de los invitados y del propio, lógicamente.

Este pastel de salmón ahumado es muy simple de preparar y se puede hacer en formato individual o para un buen número de comensales. La única diferencia va a radicar en el molde que vayáis a precisar para prepararlo. Asimismo es cierto que, si bien es más llamativo presentarlo individualmente, el coste acostumbra a ser mayor por la cantidad de salmón que hay que emplear si uno desea hacer los paquetes.

Este género de pastel es tan personalizable que no sólo podéis incluir todo tipo de ingredientes en su interior, si no que podéis poner todas las capas que queráis.

Pastel de salmón ahumado: Ingredientes

  • 300 gr. de salmón ahumado
  • 2 huevos duros
  • 6 rebanas de pan de molde
  • 4 hojas de cogollo de lechuga
  • 2-cuatro cucharadas de mayonesa
  • 1 Aguacate
  • Cebolla
  • 6 palitos de surimi o palitos de cangrejo
  • 1 chorrito de limón

Pastel de salmón ahumado: Preparación

Preparamos primero los rellenos. Lava las hojas de lechuga y las cortas en pequeñito. En este caso, lo he troceado con el cuchillo a fin de que quede fino. Lo echas a un bol, al que también incorporas los huevos duros troceados, los palitos de surimi cortados muy finamente y dos cucharadas de mahonesa. Remueve todo bien y reserva.

Abre el aguacate y echas la carne a un bol. Lo desmenuzas y trituras con un tenedor. Añade media cebolla cortada muy finamente y en pequeño. Un chorrito de limón, un poquito de sal, remueve y reserva.

El molde que hayas elegido lo tienes que cubrir por completo de salmón ahumado. No puede quedar ningún trocito descubierto de salmón.

Echas un poquito de mayonesa sobre el salmón y lo cubres todo de pan de molde.

Incorpora ahora el primer relleno, en mi caso el aguacate, que cubre toda la superficie del pan de molde.

Se vuelve a cubrir con pan de molde y echamos el relleno de ensalada con surimi, nuevamente, que quede todo bien cubierto.

Los bordes externos que han quedado del salmón, ahora se colocan sobre el pan de molde. Cúbrelo con papel largo y le pones peso encima a fin de que quede el pastel bien prieto. Lo llevas a la nevera durante doce horas.

Pasado este tiempo, le das la vuelta al molde y lo retiras. Verás que te ha quedado un pastel de salmón a la perfección cubierto. Puedes decorarlo con lo que quieras: rodajas de huevo duro, limón, líneas de mahonesa, rodajas de tomate, o bien al natural.

Para recortar el pastel vais a ver que es considerablemente más fácil si usáis un cuchillo de sierra y lo hacéis suavemente.

Otras recetas con salmón que pueden interesarte:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En esta web de cocina encontraras de todo sobre comidas faciles para niños