Cocinando Pizza de berenjena con queso

Cocina facil Pizza de berenjena con queso de forma rapida.


Pizza de berenjena con queso requesón, una manera deliciosa de preparar una pizza de verduras con un sabor suave y visualmente atractiva. Os mostramos de qué forma prepararla paso a paso y sin grandes dificultades.

La preparación de una pizza casera no tiene grandes dificultades, tanto si compráis la masa fresca tal y como si hacéis la masa en casa. Este género de masa es muy fácil de hacer y en los supermercados ya podéis encontrar harinas para pizza que facilitan aún más la tarea.

En este caso, hemos preparado una pizza de berenjena con queso requesón, un queso suave que combina maravillosamente con la berenjena y el tomate. Ya sabéis que podéis mudarlo por cualquier otro tipo de queso: queso de cabra, queso feta, mozzarella… A vuestro gusto.

Eso sí, os proponemos que las hojas de albahaca las agreguéis al final para evitar que se ensombrezcan. Además, de producir un efecto visual precioso, también veréis de qué manera el aroma y el sabor va de maravilla colocándola de manera directa sobre la pizza hecha.

Pizza de berenjena con queso: Ingredientes

  • 1 lámina de pizza fresca
  • 1 berenjena
  • Queso requesón o bien ricotta
  • Albahaca fresca
  • Salsa de tomate casera
  • Tomates cherry
  • Crema de módena
  • Sal

Pizza de berenjena con queso: Preparación

Para esta pizza de berenjena con queso hemos utilizado una lámina fresca de pizza del supermercado pero, si deseáis hacerla casera en casa, os dejo este artículo donde os contamos cada paso para conseguir una masa de pizza casera sublime: “Cómo hacer masa casera de pizza“.

Lava la berenjena y corta en rodajas en función de la cantidad de masa de pizza que tengas ante ti. Colócalas en un escurridor y echa una buena cantidad de sal por encima de cada una de ellas. Dejas que sude la berenjena unos quince minutos para que pierda todo el amargor.

Una vez haya pasado el tiempo, se lavan bajo el agua y se secan un poco con papel de cocina o un paño limpio.

Sobre la base de la pizza hemos echado unas cucharadas de salsa de tomate casera, podéis usar la que más os guste pero os animo a prepararla en casa porque es muy fácil y podéis hacer cantidad suficiente para usarla en otros platos. Acá os dejo la receta: “Salsa de tomate casera“.

Encima colocáis las berenjenas con un poco de sal por encima, unas cucharaditas de requesón, unos tomates cherrys lavados y cortados a la mitad, un poquito de pimienta recién molida.

Metéis la pizza en el horno precalentado a 200º durante unos 15 minutos más o menos (dependerá de la potencia de cada horno). Cuando la tengáis lista, colocáis las hojas frescas de albahaca y servís. de forma opcional, podéis echarle un chorrito de crema de módena por encima.

¡Buen provecho!

También os puede interesar:

En esta web de cocina encontraras de todo sobre recetas faciles para san valentin