Cocinando Potaje de garbanzos al estilo montañés para Semana Santa 2017

Preparando Potaje de garbanzos al estilo montañés para Semana Santa 2017 sin complicaciones.


Potaje de garbanzos al estilo montañés para Semana Santa dos mil diecisiete, una receta que os enseñamos a preparar pasito a pasito puesto que es muy tradicional a lo largo de Pascuas. ¡Vamos a por este motivo!.

Potaje de garbanzos al estilo montañés para Semana Santa 2017

potaje de garbanzos

El potaje de garbanzos de estilo montañés es de los mejores y más recomendables platos para comer en Semana Santa.

La época de cuaresma y vigilia es la época ideal para tomar un buen potaje que aparte de nutritivo es incluso típico de estas fiestas. Hay muchas maneras no obstante de elaborar la receta del potaje de garbanzos, si bien queremos comenzar explicando a continuación en el potaje de garbanzos al estilo montañés.

Recetas de portajes

SONY DSC

Para los que sois seguidores de este recetario desde hace ya tiempo, habréis visto que tenemos una cantidad importante de recetas de potaje, todo en dependencia de los ingredientes que hayamos utilizado: vegetarianos, bacalao, más ligeros, más potentes…

Todos tienen en común los garbanzos, un comestible muy a tomar en consideración si deseas llevar una dieta sana y equilibrada, merced a su alto contenido en fibra.

Además, en estas fechas en las que todavía aprieta el frío, nada mejor que un buen plato calentito de Potaje Montañés. Te prometemos que tu cuerpo se va a calentar desde la primera cucharada. Veámos como se hace paso a paso.

Ingredientes | Potaje de garbanzos de estilo montañés

Para cuatro personas:

  • Medio kilogramo de garbanzos, remojados desde la noche anterior
  • 200 gramos de jamón serrano.
  • 150 gramos de tocino ahumado.
  • 4 pimientos.
  • 1 cebolla.
  • Aceite.
  • 1 cucharada de harina.
  • Perejil y tomillo.
  • Sal y pimienta.
  • Azúcar.

– Dificultad: Media.

Preparación | Potaje de garbanzos de estilo montañés

Como toda vez que vamos a cocinar con garbanzos, es importante que recordéis que hay que ponerlos a remojo la noche anterior a fin de que estén blandos en el momento de cocinarlos.

El día que vayamos a cocinar, escurre los garbanzos y también introdúcelos en una olla con rebosante aceite. Enciende el fuego y cocínalos sin tapar la olla de momento.

Mientras tanto, limpia y pica la cebolla, cuando la tengas lo pones a rehogar en una sartén con un poco de aceite. Agrega el jamón cortado en tiras pequeñas cuando la cebolla haya cambiado de color, al igual que el tocino cortado en cuadraditos.

Limpia y trocea los pimientos, retirando bien las semillas y cortándolos en tiras. Échalos asimismo al sofrito. Cuando el sofrito vaya adquiriendo un tono dorado, echar la cucharada de harina por encima y remover de manera cuidadosa hasta que se mezcle todo bien.

Cuando ya los garbanzos lleven entre 20 y 25 minutos hirviendo, añadirle el sofrito y tapar por completo la olla. Dejar a fuego bajo durante unos 20 minutos más, hasta el momento en que los garbanzos estén ya blanditos.

¡Servir bien caliente y a disfrutar!

Potaje de garbanzos y espinacas para Semana Santa 2017

Ya hemos visto de qué forma podéis hacer un rico potaje al estilo montañés para esta Semana Santa 2017, mas teniendo en cuenta que en ella se dan días de vigilia, en la que tradición marca no comer carne, podemos elaborar otra receta que no incluya morcilla o bien tocino, como en la receta anterior. Para esto nada mejor que este portaje o guiso con garbanzos y espinacas.

Potaje de Garbanzos y espinacas para Semana Santa dos mil diecisiete | Ingredientes

  • 400 gr garbanzos cocidos
  • 200 gr espinacas frescas
  • Pimiento verde
  • Un pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 3 dientes ajo
  • 1 cucharadita pimentón dulce
  • 3 cucharadas pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Potaje de Garbanzos y espinacas para Semana Santa dos mil diecisiete | Preparación

Comenzamos poniendo en remojo, la noche precedente, los garbanzos. Pasadas 24 horas, cogemos los garbanzos y los escurrimos.

En una sartén a fuego medio, debemos echar los pimientos y la cebolla, que previamente vamos a haber limpiado y cortado en trozos pequeñísimos. Con un chorrito de aceite de oliva, debemos echar primero dos ajos y cuando estén dorados, agregamos la cebolla y el pimiento.

Dejamos que la verdura se vaya pochando en la sartén y mientras que, vamos cortando las espinacas. Una vez la verdura esté pochada, se le añaden las espinacas, el pimentón, el pan rallado y la sal que tendremos que rehogar un par de minutos.

Una vez esté listo, se agregan los garbanzos y dejamos que cocine durante dos minutos, a fuego fuerte y en función de si los garbanzos te agradan más o menos “tostaditos”.

Potaje de garbanzos con huevo para Semana Santa 2017

También podemos realizar este otro potaje de garbanzos a los que se suma el huevo, de tal modo que también resulta ideal para Semana Santa dos mil diecisiete.

Potaje de garbanzos con huevo | Ingredientes

  • 400 gr Garbanzos Cocidos
  • 150 gr Cebolla
  • 200 gr Tomate
  • 1 Huevo Cocido/Duro
  • 2 Rebanadas Pan
  • Dos dientes Ajo
  • Perejil
  • ½ cubito de Caldo de Pollo
  • Aceite de Oliva
  • Sal y Pimienta Negra
  • Agua

Potaje de garbanzos con huevo | Preparación

Comenzamos como antes remojando los garbanzos en agua un día antes. Al día siguiente se escurren y reservamos.

Cogemos la cebolla y la pelamos y rallamos, de igual modo que deberemos hacer con el tomate. En una sartén se echa un chorrito de aceite y se frien 2 rebanadas de pan. Se reserva.

Se agregan la cebolla y se deja rehogar. Proseguimos entonces agregando el tomate pelado y rallado y se sofríe todo a fuego lento de modo que vaya pochando.

Se hace una picada a partir del pan frito, los ajos y el perejil, agregando la yema del huevo cocido y se machaca todo bien.

A continuación se le agrega el agua al sofrito y se ponen los garbanzos en la cazuela. Se remueve con dos vueltas y añadimos entonces el contenido de la picada, disolviendo con un tanto de agua.

Para que tenga un sabor más gustoso, podemos incorporar también un cubito de caldo de pollo, una pizca de sal y un pellizco de pimienta negra. Se remueve todo bien y se le añade un poco más de agua hasta el momento en que veamos que cubre.

Se deja cocer a fuego lento a lo largo de cuando menos quince minutos. Ya antes de acabar la cocción se tendrá que añadir la clara del huevo que habíamos rallado con un rallador grueso.

Servimos caliente y jugoso ¡A gozar!.

En esta web de cocina encontraras de todo sobre comidas saludables para san valentin