Cocinando Quiche Lorraine

Plato de Quiche Lorraine ¡Facilísimo!.


La Quiche Lorraine es una tarta salobre habitual francesa, que se ve deliciosa y sabe aún mejor. ¿Sabías que es realmente fácil de preparar? Con muy pocos ingredientes y con un fácil paso a paso que te mostramos ahora, la tienes hecha en casa en muy poco tiempo.

Las quiches me parecen un plato fabuloso por lo fáciles que son, lo muy, muy buenas que están y la enorme variedad de ingredientes que podéis ir sumando a los rellenos. Además, es un plato que os puede durar varios días si sois pocos comensales o si lo haces para ti solo, o una alternativa fantástica cuando tenéis un menú de aniversario o bien una celebración de picoteo entre manos.

En este caso, vamos a hacer la quiche lorraine original y no vamos a incorporar ningún ingrediente extra, ni si desee queso. Como vais a ver ahora, la realidad es que se necesitan poquísimos ingredientes para tenerlo todo preparado y el resultado es simplemente fenomenal.

Quiche lorraine: Ingredientes

  • 300 ml nata
  • 4 huevos
  • 125 panceta o bien bacon
  • 1 lámina de masa quebrada

Quiche lorraine: Preparación

Lo primero que hay que hacer es poner a precalentar el horno a 200º. Mientras tanto, extiende la lámina de la masa quebrada (hecha en casa o comprada) y colócala sobre el molde que vayas a usar. Es importante que los laterales de los mismos queden bien fijados para que no decaigan durante el horneado y nos quedemos sin borde.

Cubre la base de la masa quebrada con un poco de papel aluminio o bien el mismo papel de la masa. Vuelca sobre ella una cantidad de legumbres para que hagan peso y se evite que la masa pueda subir durante el horneado.

Una vez que lo tengas listo, introduce la masa quebrada en el horno a lo largo de diez o 15 minutos.

Mientras tanto, proseguimos preparando el resto de ingredientes.

La quiche la hemos preparado con un bacon que tiene poquísimo ahumado, con lo que resulta fenomenal para este plato. Si tenéis lonchas de bacon o bien panceta, es necesario cortarlo en dados no muy grandes. Una vez lo tengas listo, echa una gota de aceite sobre una sartén y dora el bacon.

En un bol mezcla la nata junto con los huevos y salpimiéntalo. Cuando esté todo bien mezclado, lo vuelcas sobre el bacon y lo dejas unos minutos para que se mezclen los sabores, eso sí, sin dejar de remover.

Cuando la masa quebrada ya esté lista, se retira del horno, se quitan las legumbres y el papel que hayáis utilizado. Es más simple desmoldarla en este punto, esperando unos 5 minutos a que se enfríe por completo; en mi caso, que el molde es de silicona y se puede quitar sencillamente, yo lo dejo hasta el final.

Sobre la masa quebrada volcáis el contenido de la sartén, expandiendo el bacon por toda la superficie para que no quede amontonado.

Lo volvéis a introducir al horno a lo largo de unos veinticinco minutos más o menos y se mantienen los 200º. Lo esencial es retirarlo cuando veáis que tiene un aspecto dorado.

Podéis comerla recién sacada del horno o en el momento en que esté fría, pues realmente está estupenda en todas sus versiones.

Bon appetit!

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Quiche: recetas

Llevamos un tiempo aficionados a las quiche, con lo que tenemos más recetas para daros a seleccionar si os animáis a preparar una tarta salobre de estas características. Sólo tenéis que pinchar en el nombre y os llevará a la receta con el paso a paso:

En esta web de cocina encontraras de todo sobre comidas saludables para niños