Cocinando Tostadas francesas

Plato de Tostadas francesas sin complicaciones.


¡Cómo vais a disfrutar con estas deliciosas tostadas francesas o french toast! Podéis prepararlas dulces o salobres. Os enseñamos de qué manera hacerlo con este paso a paso.

Origen de las tostadas francesas

Hay recetas que asimismo nos hablan de historia, como esta, puesto que el origen de las tostadas francesas, según afirman, son de la época de los romanos y este plato ha derivado en diferentes versiones.

En España tenemos las flamantes torrijas, mientras que su otra versión son las french toast pero ¡ojo! no se sabe con precisión como es su origen, si bien se cree que nada debe ver con la gastronomía francesa, donde recibe el nombre de pain perdu (pan perdido o desaprovechado).

En la actualidad, uno de los lugares donde mejor acogida tienen estas deliciosas tostadas es en Estados Unidos pero, la realidad nos enseña que nos podemos comer unas tostadas francesas en cualquier parte del mundo, sólo tenemos que buscar la traducción atinada para saborear cómo este plato puede haber sufrido alguna alteración del lugar para hacerla más autóctona.

Diferencia entre torradas francesas y torrijas

Una gran pregunta que uno se hace cuando ve la elaboración de las torrijas y de las tostadas francesas es ¿cuál es la diferencia entre estos dos platos dulces?

Aunque verdaderamente es un plato similar no es el mismo:

  • Lo primero, en las torrijas se emplea el pan (si es pan duro, sigue estando estupendo y hay quien dice que aun mejor) y en las tostadas francesas se usa el pan de molde como ingrediente principal;
  • La siguiente diferencia será la grasa usada, puesto que para las torrijas se usa el aceite para freírlas mientras que en las torradas se usa mantequilla.
  • Para preparar una torrada francesa todos los ingredientes se mezclan en un mismo bol, mientras que las torrijas requieren de más pasos anteriores a su paso por la sartén.
  • La presentación también es diferente. Cuando uno goza de unas torradas francesas es común conjuntarlas con fruta fresca, mermelada o algún sirope que apetezca, al paso que en las torrijas se suelen presentar solas o se le agrega otro género de ingredientes a lo largo de su elaboración como la crema pastelera, vino, etc.

Uno de los aspectos que tienen en común estas dos recetas es que son económicas y muy completas a nivel de nutrientes, las torrijas y las torradas francesas llenan bastante.

Además, últimamente vemos más variantes a las tostadas francesas y que son totalmente exquisitas. ¿Habéis probado ya los croissants french toast? Es exactamente el mismo procedimiento que os vamos a enseñar ahora solo que con croissants, los podéis combinar igualmente con frutas frescas para conjuntar el sabor dulce y cálido con el fresco y a veces ácido (todo depende de las frutas que elijáis).

Las frutas más típicas con las que se suelen combinar las torradas francesas son las mismas que para los crepes, puesto que estamos frente a una masa dulce: fresas, plátano, melocotón y frutos rojos. Podéis añadir otro tipo de frutas en función de vuestros gustos, sólo debéis probar diferentes combinaciones y dar con aquellas que mejor combinan para vuestro paladar.

Receta de torradas francesas

Las tostadas francesas pueden asociarse al desayuno pero, asimismo es un plato muy frecuente en los brunch o en las meriendas. Dependiendo de exactamente en qué hora las tomes probablemente las combines con unos o bien otros ingredientes, puesto que en un brunch es más usual que aparezca con algún complemento salado que produzca esa sensación deliciosa de contraste de sabores.

En una merienda o en el desayuno es más simple que venga acompañado de helado, nata montada, chocolate o bien aun un poco de miel o caramelo por encima. Eso, así como las frutas que antes os señalábamos, va a hacer de este plato una experiencia extrasensorial y os quedaréis bien llenos.

Tostadas francesas: Ingredientes

  • 1 huevo
  • 1 vaso de leche
  • Azúcar
  • Canela
  • Vainilla de vainilla
  • Mantequilla
  • 4 rebanadas de pan

Tostadas francesas: Preparación

En un bol bate el huevo y, cuando lo tengas, añade la leche. Sigue batiendo y agregas el azúcar, decide que toque le quieres dar para echarle una pizca de canela o un poco de vainilla. Remueve.

masa-tostadas-francesas

Calentar una sartén con una fina capa de mantequilla a fuego moderado.

Poner las rodajas de pan en el bol con los huevos y la leche. Dejar unos segundos de cada lado para que se impregne bien y luego, muy esmeradamente retirar y llevar a la sartén.

tostadas-francesas-paso-a-paso

Cocinar de forma lenta hasta el momento en que se vaya dorando y luego dar vuelta para que se haga del otro lado asimismo. Se torra muy rápido, con lo que estaros atentos.

tostadas-francesas-receta

Para presentarlas tenéis una infinidad de combinación de sabores posibles: sirope, miel, mermelada, chocolate, nata montada… ¿Con cuál te quedas?

tostadas-francesas-french-toast

Tostadas francesas con Nutella

Si las torradas francesas son un bocado delicioso por sí solas, imagínate lo fenomenal que resulta unir unas tostadas francesas con nutella y fresas frescas.

En esta receta de torradas francesas con nutella hemos añadido ciertos toques diferentes de la receta precedente, por poner un ejemplo, hemos alterado la vaina de vainilla por vainilla líquida y las fresas para rebajar el dulzor de la nutella.

Tostadas francesas con nutella: ingredientes

  • 4 rebanadas de Pan de molde
  • 1 huevo
  • 180 ml de leche entera
  • 1 cucharada de vainilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • Nutella
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Fresas frescas
  • Azúcar glasé
  • Mantequilla

Tostadas francesas con nutella: preparación

En un bol vierte la leche, el huevo, la vainilla, el azúcar y la canela molida. Bate bien a fin de que quede homogéneo y reserva.

Unta 2 rebanadas de pan de molde con nutella u otra crema de cacao que te guste. Tápalas con otras dos rebanadas de pan, tal y como si hicieses un sándwich.

Mete uno de ellos en el bol a fin de que se empape bien por los 2 lados.

Pon una sartén al fuego – temperatura media baja- con una cucharada de mantequilla y, cuando esté fundida, pon el “sándwich” para que se dore durante tres minutos por cada lado. Repite la operación con el resto de torradas francesas que tengas preparadas.

Para servirlo, lo hemos partido a la mitad en forma de triángulo y hemos añadido unas fresas frescas por encima con un poco de azúcar tafetán o en polvo.

¡Lo mejor es comerlas recién hechas!

Sugerencias para torradas francesas

Tal y como os comentábamos previamente, dependiendo de la hora en la que se consuman o bien del comensal, las torradas francesas pueden admitir otro tipo de sabores e ingredientes de origen salado. Por ejemplo, también se posible que nos hallemos torradas francesas preparadas con jamón o bien queso derretido, ya no sólo de verlo dan ganas de pegarle un bocadito.

Pues bien, para esta opción es recomendable obviar incorporarle a la preparación anterior la cucharada de azúcar, sencillamente hacer el resto de la preparación y incorporarle el queso y el jamón. Algo como un sandwich bien potente.

frech toast

Imagen: avlxyz

Cuando las tostadas estén cocidas, mas todavía en la sartén, vamos a añadirles el queso o ese ingrediente extra que queramos. Personalmente, el queso le da un toque increíble pues se irá derritiendo sobre la tostada, ¡Delicioso!

Como en el caso anterior, estas torradas francesas hay que servirlas bien calientes para que tengan toda la gama de sabores, olores y sensaciones que la caracteriza.

Otros recetas de interés

Si os habéis quedado con las ganas de probar las conocidas torrijas de las que os hemos hablado al principio del artículo, acá os dejamos 2 versiones diferentes que en casa acostumbran a triunfar muchísimo.

Lo único que debéis hacer es escoger una de las 2, pinchar sobre el nombre y os llevará directamente a los ingredientes y la preparación:

En esta web de cocina encontraras de todo sobre cenas saludables para perder peso