Comida Asiatica de Coulant o Volcán de té verde

Cocinando Coulant o Volcán de té verde sencilla.


Receta de coulant, coulant de té verde, volcán de té verde

Muchos de vosotros me habéis pedido desde hace cierto tiempo que prepare recetas de postres asiáticos, lo cierto es que me encantaría puesto que en mi canal faltan bastantes recetas de dulces, mas en el lugar donde vivo en nuestros días no es moco de pavo localizar muchos de los ingredientes más esenciales para la elaboración de dichas recetas.

El año pasado al regresar de Tailandia traje unos mangos para preparar el postre tailandés más conocido y que muchos de vosotros me estáis pidiendo, mas a lo largo del viaje se me estropearon y todavía no he podido preparar este postre, este año nuevamente procuraré traer de Tailandia unos mangos para preparar la receta de arroz glutinoso con mango.

De instante y aprovechando que hace poco estuve en el país nipón y me traje un bote de té Matcha, prepararé uno de mis postres favoritos, al que le daremos un toque muy asiático, Coulant o volcán de té verde, conocido en inglés como “Matcha lava cake”. Para mi es un postre sencillísimo pero cuyo resultado es vistosísimo y que da la sensación de una enorme preparación.

Receta de coulant, coulant de té verde, volcán de té verde

¿Qué es el té Matcha?

El Matcha (抹茶), en tailandés “Cha Kiaw” (ชาเขียว), es un tipo de té verde en polvo finísimo semejante a la textura del talco, de uso muy extendido en toda Asia, hoy día, el Matcha se emplea muchísimo tanto para preparar tanto bebidas como postres y comidas asiáticas.
A diferencia del té verde tradicional, unas semanas antes de la cosecha, las hojas del té se cubren para esconderlas de los rayos solares, logrando de este modo unas hojas de un color verde intenso y de sabor algo más dulce.

Espero que disfrutéis tanto como este Coulant de té verde que ha quedado delicioso, bien cocinado por fuera y fundido por la parte interior. Os recomiendo que lo cocinéis inmediatamente antes de comerlo puesto que se debe gozar calentito, lo he acompañado además de helado de vainilla y lo he decorado con azúcar glass y unos frutos rojos.

Ingredientes: para 2-4 personas

*Yo utilizo dos moldes de 9 centímetros, una buena cantidad  para comer dos personas. Con moldes más pequeños pueden salir hasta 4 raciones.

Ingredientes

  • 100 g. Chocolate blanco
  • 50 g. Mantequilla sin sal (más diez g. para enmantequillar los moldes)
  • 2 huevos
  • 20 g. Azúcar blanco
  • 1. cinco cucharadas de harina de repostería
  • 1 cucharadita de té Matcha
  • Una pizca de sal

Elaboración:

  1. Cortamos el chocolate blanco y lo ponemos en un bol.
  2. Lo fundimos al baño maría.
  3. Ponemos la mantequilla y seguimos removiendo hasta que se incorpore absolutamente.
  4. En otro recipiente ponemos el azúcar y mezclamos con el huevo, los añadimos de 1 en 1.
  5. Ponemos la harina, el té matcha y un pellizco de sal en un colador y lo tamizamos bien sobre el huevo batido. Lo mezclamos bien.
  6. Añadimos el chocolate que hemos derretido y seguimos mezclando hasta el momento en que esté realmente bien incorporado.
  7. Con la ayuda de un pincel enmantequillamos dos moldes, los que utilizo son de nueve centímetros.
  8. Para evitar que se pegue a la base le pongo asimismo unos pedacitos de papel de horno.
  9. Además para que salga con facilidad, cubrimos con azúcar las paredes.
  10. Llenamos nuestros moldes hasta la mitad y enhornamos a doscientos cincuenta grados entre 8 y 10 minutos.
  11. Lo sacamos y dejamos descansar unos 5 minutos.
  12. Lo desmoldamos con mucho cuidado y ya está listo para servir.
  13. Yo lo acompaño con helado de vainilla y lo decoro con azúcar glass y frutos rojos.

En esta web de cocina encontraras de todo sobre comidas sanas para perder peso