Cómo hacer tarta de Tiramisú

Plato de Cómo hacer tarta de Tiramisú ¡Facilísimo!.

La tarta de tiramisú, como no podría ser de otra forma, es de origen Italiano, se trata de una tarta o postre muy fácil de preparar, en tanto que la preparación es muy simple, y toda se hace en frío, no precisa horneado.

la base de esta tarta son los bizcochos de soletilla bañados en café, lo que hace que tenga una base muy jugosa y con mucho sabor, si no tienes este género de bizcocho o bien lo prefieres, puedes utilizar cualquier otro tipo de bizcocho o bizcochuelo. Yo personalmente si la tarta es solo para mayores le echo un tanto de licor al café, de esta forma tiene mucho pero sabor.

El queso que se emplea es el mascarpone, un queso cremosísimo y de sabor suave, este queso se mezcla con las yemas de huevo y el azúcar, entonces se junta todo con las claras de huevo montadas a puntito de nieve, lo que hace que logres una crema muy suave y ligera.

Bueno solo decirte que es un pedazo de tarta, postre o bien como desees hacerlo, además de fácil y rápido, eso si no olvides echar el cacao en polvo por encima, puesto que le da un toque insuperable.

Aunque muy simple te dejo la vídeo receta punto por punto, para que no te pierdas nada y puedas elaborar este tiramisú, y recuerda visitar y suscribirte a mi canal de youtube para poder ver esta y muchas otras recetas.

INGREDIENTES

  • 500 g de queso mascarpone
  • 5 Huevos medianos
  • 160 g de azúcar
  • 40 bizcochos de soletilla o similares
  • 500 ml de café
  • 2 Cda de licor opcional
  • Cacao puro en polvo
  • Una pizca de sal

ELABORACIÓN

Separa las claras de los huevos de las yemas.

Echa las yemas en un bol y las claras en otro.

Coge el bol de las claras y echa la pizca de sal.

Bátelas hasta el momento en que estén montadas a puntito de nieve.

Reserva las claras montadas.

Coge el bol de las yemas y echa el azúcar.

Bátelo unos minutos hasta que quede bine mezclado.

Ahora agrega el queso mascarpone y lo prosigue batiendo hasta que logres una crema homogénea.

Echa cuidadosamente la mezcla que acabas de hacer en el bol de las claras montadas.

Mézclalo con una paleta y con movimientos envolventes, no utilices una varilla.

No lo remueves muy fuerte para que las claras no pierdan todo el aire.

Cuando la mezcla este bien mezclada y del mismo color ya la tienes lista.

Ya puedes preparar el pastel.

Echa el licor en el café y lo remueves bien, el licor es opcional.

Vierte el café en un plato hondo.

Baña los bizcochos en el café, pero no mucho rato para que no se deshagan.

Los vas colocando en una bandeja.

Intenta que toda la base de la bandeja quede bien cubierta por los bizcochos.

Echa la mitad de la mezcla de queso en la bandeja sobre los bizcochos.

Repártela bien para que cubra todos la capa de bizcocho.

Ahora repite los mismo, baña los bizcochos y pones una capa en la bandeja sobre la crema de queso.

Echa el resto de la crema de queso y la repartes bien que quede todo bien cubierto.

Ya tienes la tarta lista.

Deja que la tarta repose en el frigo por lo menos tres horas, si la dejas de la noche a la mañana mucho mejor.

Cuando saques la tarta del frigo, espolvorea el cacao en polvo por encima de la tarta.

Esta es una tarta muy cremosa, con mucho sabor y ay tradicional.