Guiso fácil de garbanzos

Como preparar Guiso fácil de garbanzos para doomies.

Fácil y sabroso, son dos de la cualidades de este guiso de garbanzos tan tradicional, se trata de un guiso muy simple, ya que no debes complicarte la vida, simplemente se ponen todos los ingredientes en crudo y se cocina hasta el momento en que los garbanzos estén listo. mas fácil imposible, conque no tienes disculpa para preparar este gran plato de legumbres.

A fin de que este guiso te quede perfecto solo tienes que tomar en consideración unas pequeñas consideraciones, conforme se quede sin agua le tienes que ir añadiendo agua caliente, nunca agua fría ya que los garbanzos se endurecen. Otra consideración es que tienes que dejar los garbanzos 12 horas por lo menos a remojo con agua fría ya antes de emplearlos. conque con este par de consejos seguro que te queda un plato insuperable.

Si bien sea un guiso super sencillo, siempre y en toda circunstancia te pueden quedar ciertas pequeñas dudas, para eso como siempre y en todo momento, te dejo la vídeo receta paso a paso, de esta forma seguro que te animas y preparas este gran plato de legumbres.

INGREDIENTES

  • 350 g de garbanzos secos
  • 150 g de chorizo curado
  • 150 g de tocino
  • 100 g de jamón serrano
  • 150 g de costillas de cerdo
  • 1 Zanahoria
  • 1 Nabicol (opcional)
  • 100 g de tomate triturado
  • 2 Hojas de laurel
  • 2500 ml de agua
  • Sal al gusto

(4 personas)

ELABORACIÓN

Pon los garbanzos a remojo a lo largo de doce horas con rebosante agua fría.

Corta el chorizo, la panceta, el jamón serrano y las costillas en pedazos medianos.

Échalo en una cazuela.

Pela y corta las zanahorias y el nabicol en pedazos pequeños.

Asimismo lo echas en la cazuela.

Añade en la cazuela las hojas de laurel y el tomate triturado.

Vierte agua hasta que todo quede bien cubierto.

Pon la cazuela a fuego medio.

Cuando comience a hervir agrega los garbanzos bien escurridos.

Remuévelo bien y lo dejas a fuego medio.

Cuando comience a hervir otra vez, quitas la espuma que haya echo con una espumadera.

Lo dejas que se cocine durante 90 minutos a fuego medio.

Recuerda remover de cuando en cuando.

Si ves que se queda sin caldo le agregas agua caliente, hasta el momento en que todo quede cubierto.

No eches agua fría para que no se endurezcan los garbanzos.

Pasados los 90 minutos lo pruebas de sal y rectifica si hace falta.

Comprueba que los garbanzos están tiernos, si no están tiernos los dejas un poco más..

Retira la cazuela del fuego.

Ya puedes servirlos y a comer.