Panacota de turrón blando de almendras

Preparando Panacota de turrón blando de almendras de forma sencilla.

Si deseas preparar un postre muy fácil y sabroso, mas además quieres aprovechar esas tabletas de turrón blando que siempre y en todo momento te sobran de Navidad, te invito a esta receta tan dulce y buena, se trata de una panacota de turrón.

Para la preparación de esta panacota puedes utilizar cualquier turrón blando de almendra, y sencillamente es tan fácil de preparar que solo debes entremezclarlo todo y dejarlo en el frigo hasta el momento en que esté bien cuajado.

Para la preparación tienes que utilizar nata líquida o crema de leche, ya sabes nata para batir, no sirven ningun otra cosa, como leche evaporada o bien preparados vegetales, puesto que no te quedará igual.

Si quieres también puedes ver la vídeo receta, así no te quedará ninguna duda sobre la elaboración, recuerda subscribirte a mi canal para no perderte ninguna de mis recetas tradicionales.

INGREDIENTES

  • 150 g de turrón blando de almendra

  • quinientos g de nata liquida o bien crema de leche

  • dos Cda de extracto de vainilla

  • 7 hojas de gelatina o 12 g en polvo

ELABORACIÓN

Pone las láminas de gelatina en un plato hondo y las cubres con agua fría.

Déjalas unos diez minutos a remojo.

Mientras prepara la panacota.

Echa el azúcar y el turrón troceado en una cazuela.

Agrega también el extracto de vainilla y el brandy.

Para finalizar echa la nata líquida o crema de leche.

Pon la cazuela a fuego medio y lo remueves bien con una varilla.

Lo dejas que se cocine unos cinco minutos sin dejar de remover.

Antes de que empiece a hervir retira la cazuela del fuego.

Mientras que todavía esté caliente escurre bien, con las manos, las hojas de gelatina.

Échalas en la cazuela, ya fuera del fuego.

Las remueves bien con una varilla hasta que estén bien disueltas.

Unta el molde que vayas a emplear con un poco de aceite.

Vierte la panacota en el molde.

Deja que se enfríe antes de ponerla en el frigorífico.

Deja que la panacota se enfríe en el frigo unas 4 horas.

Cuando esté bien cuajada ya la puedes desmoldar.

Desmoldalá cuidadosamente y ya la tienes lista para comer.

Si quieres puedes decorarla a tu gusto.