Plato de Bizcocho de nata de caserío

Cena rapida de Bizcocho de nata de caserío ¡Facilísimo!.


Bizcocho de nata 2

 

El frío hace que cada vez tengamos más ganas de encender nuestros hornos y, en mi sitio, hornear exquisitos pasteles, bizcochos, galletas y lo que se me ocurra. Además, de cara a las navidades, un bizcocho de nata de caserío como éste es un recurso ideal para cuando tienes visitas o asimismo para tener a los niños entretenidos en los días en los que ya no hay instituto. Puede que a alguno le suene a chiste, pero la nata de verdad escasea bastante tanto en nuestras casas, como en los supermercados – igual que la leche buena – y es crucial para marcar la diferencia entre un bizcocho de nata normal a uno realmente fantástico. No os voy a engañar: no es fácil encontrar buena nata casera salvo que tengáis una granja cerca y buenos amigos dentro de ella, pero sí que existen algunas marcas que la comercializan y que aun os la llevan hasta casa.

Indudablemente, si vivís cerca de un caserío, acercaros y rogad un poquito de la nata esa que se consigue al dejar reposar la primera leche ordeñada. Vuestra vida cambiará.

Bizcocho de nata 1

Los trucos para hacer un buen bizcocho de nata es que este quede lo más jugoso posible y en su punto de cocción óptimo; que suba en el horno perfectamente y no se nos venga abajo. Existen muchos de vosotros que siempre y en todo momento me preguntáis cuáles son los trucos para conseguir el bizcocho perfecto y, si bien os doy los que utilizo, lamento afirmar que depende mucho del horno que tengáis. Lo que es vital para mí es la temperatura del horno, siempre y en toda circunstancia a 170 grados , y la función del calor: en mi casa convección abajo + aire. Después, una buena proporción de ingredientes, un batido correcto de exactamente los mismos y, como condición imprescindible, no abrir el horno al paso que el bizcocho está dentro de él. Al menos a lo largo de los 30 primeros minutos.

Bizcocho de nata 3

¡Vamos a por la receta!

Bizcocho de nata de caserío

  • 250 g de natas
  • 250 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 yemas
  • 300 g de harina
  • 1 pizca de diastasa de panadería
  • 1 pizca de sal
  1. Untar un molde de cake con mantequilla y precalentar el horno a ciento setenta grados .
  2. Empezar a montar la nata fría con unas varillas y también ir incorporando el azúcar poco a poco, cuidado con no batir en exceso y que se haga mantequilla.
  3. Añadimos los huevos batiendo un tanto más.
  4. Mezclamos la harina con la levadura y la pizca de sal, tamizamos e incorporamos poquito a poco a la mezcla húmeda con movimientos envolventes, a fin de que la nata contenga al límite el aire que la ha hecho montarse.
  5. Vertemos la mezcla en el molde y también introducimos en el horno. Bajamos la temperatura a 160 grados y horneamos a lo largo de unos cuarenta-cincuenta minutos.
  6. Antes de sacar del horno comprobamos con un mondadientes, si sale limpio nuestro bizcocho va a estar listo.
  7. Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.

3.2.1310