Plato de Costillas asadas con salsa tailandesa

Preparando Costillas asadas con salsa tailandesa para principiantes.


Hoy traemos unas costillas tremendamente ricas. Hicimos las costillas de cerdo en el horno, mojando de cuando en cuando con la salsa tailandesa que hicimos previamente. El resultado fue unas costillas bien rica, jugosa y llena de sabor.

La salsa tailandesa es una salsa semi picante con toques dulces, una salsa con un sabor diferente, original y muy rico. Podemos emplear esta salsa para muchos platos pero a los que mejor les viene es al pollo, al marisco y al pescado pero como véis, me he audaz con el cerdo y no pudieron quedar más ricas estas costillas.

Y tú, ¿Te animas con estas Costillas asadas con salsa tailandesa? Pues toma nota que empezamos.

Costillas asadas con salsa tailandesa

 

Costillas asadas con salsa tailandesa

Author: 

Recipe type: Recetas en el horno

Serves: 4

 

  • Para la salsa tailandesa 100 ml de agua
  • 100 ml de vinagre de arroz
  • 100 g de azúcar
  • 1 guindilla roja grande fresca
  • 1 trozo pequeño de jengibre fresco
  • 1 diente de ajo
  • 10 g de maicena
  • Sal
  • Para la carne, 1 fila de costillas de cerdo
  1. Lo primero es hacer la salsa tailandesa, para ello lavamos la guindilla y la picamos finamente.
  2. Pelamos el ajo y machacamos en el mortero con un tanto de sal hasta formar una pasta.
  3. Lavamos el pedazo de jengibre y lo rallamos.
  4. En un cazo ponemos el agua con el vinagre.
  5. Cuando rompa a hervir, agregamos la guindilla, el azúcar, el ajo, el jengibre y una pizca de sal. Dejamos cocer a fuego bajo cinco minutos.
  6. Disolvemos la maicena en dos cucharadas de agua fría y agregamos a la salsa.
  7. Cocemos 1 minuto más y después retiramos del fuego. Dejamos enfriar.
  8. Ponemos las costillas en una bandeja de horno y pintamos por la parte de arriba con una fina capa de salsa tailandesa.
  9. Llevamos al horno, 180 grados, unos veinte minutos.
  10. Sacamos las costillas y damos la vuelta.
  11. Pintamos de nuevo con la salsa tailandesa.
  12. Regresamos al horno y dejamos otros 20 minutos más.
  13. Comprobamos si la carne se retira del hueso, en caso de que todavía no esté lista, dejamos en el horno hasta el momento en que la carne se desprenda con facilidad del hueso.
  14. Troceamos y servimos.

3.2.1310