Plato de Galletas de mantequilla para la vuelta al cole

Plato de Galletas de mantequilla para la vuelta al cole sin complicaciones.


Galletas de mantequilla para la vuelta al cole

Author: 

Recipe type: Dulce

Serves: 10-15

 

  • 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 g de azúcar o bien azúcar glas
  • 500 g de harina de trigo
  • 1 Huevo L
  • 1 cdta. de pasta o extracto de vainilla (opcional)
  • Pizca de sal
  • Decoración: chocolate, frutos secos, glasa, fondant, etc
  1. Añadimos la sal a la harina. Mezclamos bien a fin de que la sal se reparta por toda la harina y cuando esté bien integrada, la reservamos.
  2. Dependiendo del azúcar que tengamos:
  3. – Si empleamos azúcar glas, lo ponemos junto con la mantequilla en un bol amplio. Batimos con la batidora de varillas a velocidad baja durante un minuto así evitaremos que el azúcar salga volando.
  4. Pasado ese tiempo, subimos la batidora a velocidad media y batimos a lo largo de unos minutos más o hasta el momento en que la mezcla blanquee.
  5. – Si utilizamos azúcar normal, tenemos que derretir unos segundos la mantequilla para ablandarla y, con su calor, deshaga los cristales de azúcar.
  6. Cuando esté bien mezclado, batimos con la batidora de varillas unos minutos hasta el momento en que la mezcla blanquee.
  7. Antes de añadir el huevo, tenemos que romper su estructura con un tenedor. Este fácil paso, nos va a ayudar a que se integre mejor y más veloz.
  8. Añadimos el huevo y dejamos que se integre bien con el resto ingredientes.
  9. Para darle sabor, podemos agregar la pasta o bien el extracto de vainilla. Debemos entremezclar bien la vainilla con el resto de ingredientes.
  10. Cuando la vainilla esté bien integrada, bajamos la velocidad de la batidora al mínimo y poquito a poco vamos agregando la harina con sal que habíamos reservado antes. Es fundamental que la harina se integre poco a poco.
  11. Cuando terminemos de añadir toda la harina, dejamos que se bata un poquito más. Lo justo hasta que no veamos restos de harina.
  12. Hacemos una bola con la masa y la dividimos por la mitad. Ponemos la masa sobre un papel de horno y la cubrimos con otro trozo del mismo papel.
  13. Con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta el momento en que tenga el grosor que deseemos conseguir, siempre desde el centro hacia afuera.
  14. Seguimos de este modo, hasta el momento en que la masa quede absolutamente plana y del mismo grosor. Una vez esté bien estirada, la ponemos en una bandeja y la llevamos a la nevera durante una hora o bien hasta el momento en que veamos que ha endurecido un poco.
  15. Con este paso, evitaremos que la mantequilla se funda y vamos a poder trabajar mucho mejor.
  16. Una vez las galletas hayan endurecido, sacamos de la nevera y, con la ayuda de un corta pastas o bien un vaso, damos forma a las galletas.
  17. En el momento en el que podemos poner el horno a precalentar a 170º C.
  18. Presionamos bien por todos los bordes para hace un corte limpio y suavemente levantamos el cortador. Proseguiremos recortando toda la masa.
  19. Cuando terminemos de cortar las galletas, quitamos los excesos de alrededor y hacemos una nueva bola de masa. De esta manera, aprovechamos toda la masa que hemos preparado.
  20. Colocamos las galletas en una bandeja para horno de forma cuidadosa de no romperlas. Debemos dejar unos 2 dedos de separación entre ellas puesto que se expanden un tanto durante el horneado.
  21. Llevamos las galletas al horno, con calor arriba y abajo, sin ventilador, y cocinamos durante 10 minutos o bien hasta el momento en que los bordes empiecen a dorarse.
  22. No hay que dejar que las galletas se doren del todo, en el momento en que los bordes tengan algo de color, vamos a poder sacarlas del horno.
  23. Recién sacadas del horno, dejamos reposar durante quince minutos sobre la misma bandeja. Pasado ese tiempo, ponemos las galletas sobre una reja hasta que enfríen por completo.
  24. Una vez estén frías, podemos decorarlas a nuestro gusto o bien dejarlas como están. Tienen un sabor estupendo.
  25. Podemos utilizar otros aromas o especias que nos agraden como el limón o la canela. Éstos deben integrarse de la misma forma que la vainilla.
  26. Para conservar las galletas, lo mejor es guardarlas en un recipiente hermético o una caja de lata.

3.2.1310

Receta probada y saboreada por www.vueltaalcole.es