Loading...

Plato de Los menú Maridaje

Preparando Los menú Maridaje ¡Facilísimo!.


Todos tenemos claro lo que es un menú degustación de un restorán pero ¿Sabemos que son los menú maridajes? Pues los menú maridajes son esos menú de degustación que van servidos cada plato con un vino concreto. Todos sabemos que el alimento y el vino va de la mano pero debemos aprender a servir o comer cada plato con su pertinente vino para de esta forma poder gozar de nuestra gastronomía a lo grande.

Este pasado fin de semana, en el acontecimiento #AunahoraCórdoba, pudimos gozar de un menú maridaje de lo más fabuloso. Un menú maridaje que se sirvió en la propia bodega Pérez Barquero de Montilla, Córdoba de la mano del Restorán local Las Camachas. Zona que recomiendo a todos y cada uno de los que podáis visitarla, que la disfrutéis a fondo y os adentréis en  el fantástico planeta de los vinos de la zona.

Los menú Maridaje

 

Tras la visita por la propia bodega, en un salón increíble nos recibieron con dos copas de bienvenida. Los vinos de bienvenida acostumbran a ser vinos blancos, jóvenes y afrutados, para ir abriendo boca. En un caso así fueron el Viñaverde, un vino blanco joven afrutado del 2016 y un Verdejo Finca La Cañada. Los dos vinos se deben de servir friísimo y son idóneos para combinar con ensaladas, arroces, cremas, pescados, mariscos, ahumados o quesos.

El primer plato fue un arroz negro con sepia, servido con un fino Gran Barquero. De igual manera, hay que servir el vino muy frío y es idóneo para arroces, pescados y mariscos o tapas.

El segundo plato fue unos cardos blancos con almendras y gambas que fue servido por un Amontillado Gran Barquero. Frío mas no tan frío como los anteriores. Estos vinos son ideales para temtempiés, embutidos, sopas calientes, frías, pescados fritos, verduras y quesos curados.

El tercer plato fue un rabo de toro que se nos sirvió con Oloroso Gran Barquero, servido a exactamente la misma temperatura que el amontillado y es un vino perfecto para guisos, carnes rojas y de caza, atún, frutos secos, quesos y postres.

Finalizamos con el postre, un brownie y queso roquefort que nos sorprendió mucho por la combinación y que fue una auténtica explosión de sabor en la boca. El vino con el que se nos sirvió fue como no, con Pedro Ximénez Gran Barquero. Se puede servir frío o bien a temperatura ambiente y es perfecto para la repostería, quesos azules, foie o chocolate puro.

Para los que podáis gozar de este tipo de menú, os lo aconsejo plenamente porque se descubre muchas cosas al disfrutar en primera persona de las combinaciones de platos con copas de diferentes vinos.

Para los que os animáis a realizar esta clase de menús en nuestras casas, os dejo esas pinceladas como recomendación a fin de que podáis poner el vino conveniente a cada plato que sirvamos.

¿Os animáis con este tipo de menús? Pues contarnos que tal os ha semejado.