Plato de Pan integral de semillas

Preparando Pan integral de semillas facil.


Me gusta hacer pan. Es una tarea que me relaja y además de esto es agradecida. La ventaja de hacer pan en casa, es que puedes decidir qué ingredientes agregarle y prepararlo de la manera que más te agrada. Por lo general, acostumbramos a hacer en casa panes de naturaleza integral. Generalmente de trigo sarraceno, espelta, centeno, kamut, etcétera Esta vez, empleé harina de trigo integral para hacer estos panecitos y semillas de girasol, de sésamo y semillas de amapola.

 Pan de semillas

Consejos

Recuerda que los comestibles con un alto contenido en hidratos de carbono, son aconsejables en las primeras horas del día. En este caso, resulta un pan ideal para consumir durante el desayuno. Si lo acompañas de una fruta y café con leche, tienes un desayuno ideal.

 

Opciones

Esta combinación de harinas es la más fácil y de hecho, en prácticamente cualquier súper puedes lograr harina panadera y harina integral de trigo. Mas tienes más opciones,  puedes optar por cualquier género de harina integral, y en lo que se refiere al líquido puedes prepararlo con cerveza, leche o agua, incluso hacer una infusión con alguna corteza de naranja o bien limón, infusión, etcétera  Puedes incorporar otras semillas, o aun fruta seca.

Pan integral de semillas

Author: 

Recipe type: Pan

 

  • 250 g de harina panadera
  • 250 g de harina de trigo integral .
  • 12 g de Diastasa fresca
  • 15-veinte g Semillas de girasol, sésamo y amapola.
  • 12 g de sal marina
  • 330 ml de agua templada (menos de treinta grados )
  1. En un bol, entremezclar las harinas, las semillas de sésamo , girasol y amapola, y la sal marina. Disolver de manera cuidadosa la diastasa fresca en el agua a temperatura entorno.
  2. Añadir a la mezcla de harinas y amasar. Dependiendo del tipo de harina que usemos, tal vez necesite un tanto más de líquido. Incorporar la cantidad necesaria de agua, hasta el momento en que logremos una mezcla homogénea.
  3. Formamos una bola con la masa, introducimos en un bol y cubrimos con un paño húmedo, hasta que doble su tamaño (suele ser un par de horas, en esta fase despreocúpate si la dejas un tanto más).
  4. Una vez que ha doblado su tamaño, amasamos de nuevo. Si la masa está algo rígida, amasamos vigorosamente y sacamos todo el gas. Dividimos la masa en porciones de 80-100g, moldeamos en forma de panecillos, y disponemos sobre un papel de horno, que habremos depositado sobre la placa, fuera del horno. Pintamos la superficie de cada pan con un poco de agua y agregamos algunas semillas de girasol. Dejamos que la masa aumente su tamaño, cubierta con un paño húmedo (por norma general acostumbra a ser entre unos cuarenta y cinco minutos una hora, aquí si es esencial estar pendiente y no pasarse con los tiempos). Mientras precalentamos el horno a 180ºC
  5. Una vez que la masa haya aumentado su tamaño, hacemos un corte en la superficie, y metemos en el horno, con humedad (podemos añadir a agua a una bandeja metálica que hayamos calentado previamente en el horno) a 180 grados y mantenemos 35 minutos.
  6. Finalizada la cocción del pan, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla…¡y a disfrutar!

3.2.1310