Plato de Patatas hasselback con bechamel y queso

Cocina facil Patatas hasselback con bechamel y queso facil.


Hoy traemos unas patatas hasselback un tanto diferentes porque las cubrimos de besamel y queso rallado. Las patatas hasselback son las que van cortadas en láminas y entre ellas ponemos bacon y queso. Pues las de el día de hoy llevan también una cobertura de besamel y queso rallado. Una verdadera delicia.

Unas patatas que son perfectas para que sirvan de guarnición o como plato único, como mejor os venga en es instante a cada uno de ellos.

Yo puse queso cheddar en loncha entre las láminas de la patata. El toque de color y sabor que le dio fue bastante rico. Y , ¿Te animas con estas Patatas hasselback con besamel y queso? Puesto que toma nota que comenzamos.

Patatas hasselback

 

Patatas hasselback con besamel y queso

Author: 

Recipe type: Recetas en el horno

Serves: 4

 

  • 4 patatas medianas
  • Lonchas de bacon
  • Lonchas de queso cheddar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Bechamel
  • Queso rallado
  1. Lo primero es cortar las patatas en rodajas sin que lleguen hasta abajo completamente. A fin de que no se nos vaya el cuchillo y acabemos atravesando la patata, podemos poner de tope 2 cuchases de madera, una en cada lado de la patata, que nos servirá a fin de que el cuchillo nunca llegue a atravesar la patata. Cuando tengamos todas y cada una de las patatas cortadas en láminas a modo de libro, lavamos bien abriendo con cuidado las láminas de la patata. Ponemos en la bandeja del horno, sal y pimienta molida junto con unos hilos de aceite de oliva virgen extra. Llevamos al horno, ciento ochenta grados, sesenta minutos.
  2. Mientras se hacen las patatas, vamos cortando el bacon en cuadrados y el cheddar el cuadrado. Para que tengáis una idea, cada loncha de queso en cuatro trozos y cada loncha de bacon en cuatro o 5 pedazos.
  3. Preparamos la besamel, un tanto de mantequilla en un cazo donde doramos una cucharada de harina. Añadimos leche y vamos removiendo hasta tener una bechamel sin grumos. Salpimentamos y ponemos un tanto de nuez moscada. Reservamos.
  4. Sacamos las patatas del horno y ahora vamos intercalando entre los cortes, bacon y cheddar.
  5. Colocamos las patatas en una bandeja de horno y cubrimos con la bechamel.
  6. Añadimos una capa de queso rallado.
  7. Llevamos al horno, ciento ochenta grados, unos veinte minutos aproximadamente.
  8. Servimos.

3.2.1310