Plato de Pollo picantón al romero con arroz salvaje

Saludable Pollo picantón al romero con arroz salvaje para cena.


Picantón con arroz salvaje

A todos nos agradan los sabores de madre y de guiso, y quizá a mi uno de los que me transportan más a la mía es ese particular olor cuando un pollo se estaba asando en el horno. De ahí que el día de hoy traigo esta receta de pollo picantón al romero con arroz salvaje, puesto que el pasado día comiendo en Narciso Brasserie (la capital española) fue como volver a mi casa cuando era pequeña y mi madre pasaba largas horas en la cocina preparando viandas como esta.

“El picantón es un pequeño pollo que bien cocinado queda ternísimo y jugoso; tras probar la receta de Narciso Brasserie donde lo preparan muy ‘a la francesa’ aquí os presento la mía, también con arroz salvaje y romero”

El picante es un humilde pollo pequeño (su peso ronda los 400gr) y, aunque es cierto que no llega a la fastuosidad de las pulardas o de los capones, puede ser una fantástica opción alternativa para las celebraciones que ahora se aproximan, sobretodo si no somos muchos en la mesa. Algunas de sus primordiales características son que el picantón no tiene más de un mes de vida cuando es sacrificado y que generalmente es alimentado con maíz o trigo, atributos merced a los que su carne es de suave sabor y maravillosa ternura sin tener casi nada de grasa. Personalmente me parecen unos pollitos jugosos y muy polivalentes mas con los que hay que llevar cuidado en el momento de cocinarse porque si nos sobrepasamos en el tiempo/temperatura vamos a correr el peligro de que se queden secos, como cualquier ave. Me suele gustar por esta razón marinarlos antes de empezar a cocinarlos y después ir regándolos con la salsa a fin de que jamás se desequen, salsas que pueden ser desde la clásica con vino blanco y cebolla a otras como las que llevan cítricos, las que incorporan frutos secos o aun especias indias o marroquíes.

Picantón al romero

 

 

Como os comentaba, esta receta llega inmediatamente después de comer el picante de Narciso, una coqueta y bella brasserie al más puro estilo francés ubicada en el distrito de Chamberí y que lleva detrás el nombre de Mario Vallés, chef bien reconocido por el público capitalino por su buen trabajo en su primer Hortensio. En Narciso se puede desayunar, comer o incluso tomar una copa puesto que tiene un formato non-stop igual que se hace en el país vecino. Su carta, como no podía ser de otro modo, tiene numerosos guiños a Francia y a su clasicismo mas con ciertos toques personales del chef, con recetas que engloban ensaladas, mariscos, carpachos, pescados, aves y carnes aparte de un apartado para postres tradicionales, dando como resultado un precio medio que ronda los 50€.

Collage Narciso

Volviendo a nuestra receta de picantón al romero con arroz salvaje, el secreto aparte de que tenga un buen sabor es que tenga la jugosidad necesaria para que se adictivo. El acompañamiento será un sencillo salteado de ese arroz negro de grano muy largo con un poco de cebolla y calabaza, alguna patata asada en el propio guiso y un buen dadito de mantequilla que nos transportará automáticamente a la Bretaña y sus cocinas. Ya sabéis dónde hallarlo si no os apetece cocinar pero os animo a que lo intentéis, por el hecho de que los guisos de horno son tan desprendidos y poco tediosos que siempre vale la pena.

Bon Appetit! 

image-2017-11-21-2

 

Pollo picantón al romero con arroz salvaje

Author: 

Serves: 2

 

  • 1 pollito picantón
  • Para la marinada:
  • 1 cebolla
  • 40gr de aceite
  • Romero fresco
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • Sal y pimienta negra
  • 1 cucharada de miel
  • 120gr de arroz salvaje
  • El triple de volumen de caldo de pollo
  • 50gr de calabaza
  • 50gr de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 25gr + 25gr de mantequilla
  • 2 patatas pequeñas
  • Romero fresco
  • 60ml de vino blanco
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Agua
  1. Para la marinada trituramos todos los ingredientes bien y con el pollo bien limpio y libre de plumas lo embadurnamos con ésta. Lo colocamos en una fuente, lo tapamos y lo dejamos en la nevera entre 1 hora y 12h.
  2. Precalentamos el horno a 190ºC con calor arriba y abajo y en la fuente (capaz para horno) ponemos el vino, la cebolla troceada, la patata entera, el ajo , romero, mantequilla y pimienta negra, ¡y el picante!. Lo ponemos primero por la una parte de la espalda y horneamos doce minutos, le damos la vuelta para poner las pechugas mirando hacia arriba y lo enhornamos quince minutos más, regándolo con su jugo toda vez que podamos.
  3. Por otra parte cocemos el arroz salvaje en caldo de pollo habiéndolo lavado previamente, empezando en frío y cuando rompa a hervir lo vamos a tapar, vamos a dejar al mínimo y cocinaremos a lo largo de 50 minutos. Lo enfriaremos veloz y reservaremos.
  4. En una sartén derretiremos la mantequilla y saltearemos en ella la cebolla y la calabaza picadas pequeñas, cuando estén tiernas añadiremos el arroz y sazonaremos.
  5. Cuando haya pasado el tiempo de asado vamos a apagar el horno y vamos a dejar al pollito dentro con la puerta entreabierta durante cinco minutos más.
  6. Colaremos la salsa y la emulsionaremos con un poco de mantequilla para ligar con ella nuestro pollito.
  7. Serviremos el pollito troceado con un tanto de la salsa, la patata cortada y el salteado de arroz salvaje.

3.2.1310