Plato de Raviolis de piña con mascarpone y caviar de café

Como preparar Raviolis de piña con mascarpone y caviar de café sin complicaciones.


Un plato con nombre de pasta que sorprende al descubrir lo entretenido que es mentir a los sentidos con un buen postre .

Un giro en los raviolis tradicionales, este postre combina la fantástica cremosidad del mascarpone con la piña tropical. El caviar de café añade ráfagas de sabor fuerte que unen el plato.

raviolis piña mascarpone caviar cafe

INGREDIENTES PARA LOS RAVIOLI DE PIÑA Y EL JUGO

  • 1 piña , partida por la mitad
  • 300g de agua mineral
  • 150 g de azúcar
  • 200 g de mascarpone

INGREDIENTES PARA EL CAVIAR DE CAFÉ

  • 4 hojas de gelatina
  • 4 cucharadas agua entorno o bien fría
  • 1 café caliente
  • 1 litro de aceite de girasol muy frío

 

PREPARACIÓN DE LOS RAVIOLI

  1. Para iniciar, pelamos la piña y la cortamos en rebanadas finísimas. Ponemos el agua y el azúcar a ebullición en una cacerola y retiramos del fuego. Bañamos las rebanadas de la piña con este almíbar caliente, dejamos enfriar y maceramos en la nevera durante 2 horas.
  2. A las 2h. sacamos la piña de la nevera y reservamos el almíbar. Colocamos las rodajas de piña en un plato y le extendemos el mascarpone. Doblamos las rebanadas de piña para cubrir el mascarpone como un ravioli.

PREPARACIÓN DEL CAVIAR DE CAFÉ

  1. Ponemos el aceite en un recipiente y lo introducimos en el congelador.
  2. Echamos las 4 cucharadas de agua fría o temperatura ambiente en la gelatina para ablandarla.
  3. Hacemos el café y enseguida lo mezclamos con la gelatina. El café ha de estar caliente a fin de que la gelatina se disuelva. Una vez disuelta la gelatina dejamos enfriar.
  4. Una vez a temperatura entorno metemos la preparación en un biberón de cocina (o una jeringa), sacamos el aceite del congelador (ha de estar líquido pero muy frío) y vamos echando gotitas del preparado de café. Al entrar en contacto con el aceite se coagularán las gotas formando el caviar.
  5. Colamos el caviar de café

PRESENTACIÓN

Servimos los ravioli con un tanto de almíbar (al gusto) y el caviar de café. Decoramos con pasas, piñones, menta y flores comibles (al gusto).