Plato de Una ruta “muy dulce” para descubrir las mejores torrijas de Madrid

Cena sana de Una ruta “muy dulce” para descubrir las mejores torrijas de Madrid para principiantes.


De leche o bien de vino, las torrijas son sin duda el postre estrella de Semana Santa. La receta tradicional se realiza con rebanadas de pan, por norma general de días anteriores, que se empapan y se rebozan en huevo, y se fríen en una sartén con aceite. Se terminan endulzándolas con miel y azúcar, y aromatizándolas con canela o bien ralladura de limón.

Durante la temporada de Cuaresma y Semana Santa, muchos son los establecimientos de Madrid que ofrecen entre sus recomendaciones de temporada este dulce propio de la gastronomía española, bien siguiendo su elaboración tradicional, o bien adaptándola a su tipo de cocina y a las técnicas nuevas.

Torrijas vainilla y chocolate, Mamá Framboise

Para disfrutar de ellas, hemos preparado una senda “muy dulce” con los restaurantes y pastelerías que las incluyen en su oferta a lo largo de unos días, o bien incluso todo el año. De chocolate, con nuez moscada, preparadas con pan brioche, de bizcocho, acompañadas de helado, frutas o bien flores, convertidas en un trampantojo o bien aun en versión vegana… Tenemos opciones para todos y cada uno de los gustos, ¡no os las perdáis!

Tradicionales

Fieles a la receta de siempre encontramos La Rollerie, que las prepara con pan de su propia panadería, infusionadas en leche, y aderezadas con canela y ralladuras de limón y naranja. También clásicas las sirven en Rubaiyat, acompañando el café o bien té de tras comer, desde el Jueves Santo hasta el domingo; y en Arzábal Reina Sofía, donde se pueden disfrutar todo el año acompañadas un una bola de helado de vainilla.

Torrija de Bocaíto

Acompañadas de helado, crema inglesa, frutas o bien flores comestibles…

Además de estar deliciosas solas, en muchos lugares las hallamos acompañadas. Con helado de leche merengada la ofrecen en Bocaíto, exactamente la misma combinación que presenta el chef Eneko Atxa en su restorán Azurmendi. En El Mesón de Fuencarral llevan ochenta y cinco años sirviendo una receta que continúa inmutable, una tradicional torrija, pero con helado de avellana.

La cocina de corte tradicional y de temporada de Muñagorri no cambia su filosofía al realizar este dulce, pero sí que la sirve con helado de vainilla y crema inglesa, con la intención de hacerla más jugosa. Un auténtico antojo que se puede degustar en cualquier instante en tanto que permanece en carta durante todo el año.

La Duquesita

En La Duquesita, las elaboran de anís, al estilo tradicional y con crema pastelera torrada. Las 2 opciones parten de un brioche artesanal que se empapa en crema inglesa y azúcar, y las firma Oriol Balaguer.

Y más coloridas las encontramos en Cinco Jotas Jorge Juan, acompañadas de frutos del bosque y pequeñas flores comibles, y elaboradas en pan brioche caramelizado.

Muñagorri

De brioche, sobao o bizcocho

La idea de realizar las torrijas con pan tipo brioche la rescatamos del chef Martín Berasategui, que lleva años ofreciéndolas en sus restaurants y triunfando con ellas. Esta elección le aporta a la receta final más dulzura y suavidad, puesto que al ser más esponjoso absorve mejor la leche. En Desencaja, para los días anteriores a Semana Santa, no falta entre sus must la torrija de brioche con helado de vainilla.

En el restaurant cantabrio Conlaya dejan su huella norteña y las preparan con base de sobao pasiego, además de acompañarlas de helado. Y si sois más de bizcocho, en Los Galayos la proponen abizcochada y con toque de Pedro Ximénez.

Torrija de sobao pasiego El Macho con su helado Conlaya

De vanguardia

A pesar de tratarse de un postre tradicional, en Bacira no dejan de lado su sello fusión asiático-mediterránea y riegan su torrija con sopa de vainilla y un toque ácido de lemon grass. Esta vez el helado es de canela, lo que le aporta el toque tradicional. Y más arriesgada todavía la hallamos en La Sopa Boba, donde el chef y propietario Fernando Limón continúa sorprendiéndonos hasta en las propuestas más fáciles. ¿Su receta? Torrija con costra de zanahoria y trampantojo de canela y helado de haba tonka.

En Mamá Framboise este año nos proponen dos versiones: las tradicionales de vainilla bourbon y las de chocolate, que el chef repostero Alejandro Montes ha elaborado en pan brioche bañado en crema de cacao con un punto de nuez moscada y cobertura de chocolate. ¡Solo aptas para los más golosos!

Torrijas vainilla y chocolate, Mamá FramboiseVersión vegana

Y para aquellos que optan por no consumir productos de origen animal, ¡también tenemos torrija! El restaurant vegetariano Copenhagen va a ofrecer durante Semana Santa una variación con helado de chufa, libre en su menú del día y en carta.

¡Imposible resistirse ante tanta tentación! Os proponemos organizar vuestra propia “ruta golosa” y disfrutar de este capricho que, en la mayoría de las ocasiones, solamente podemos disfrutar durante unos poquitos días por año.