Plato de Yogur casero en yogurtera

Plato de Yogur casero en yogurtera de forma sencilla.


Hace ya muchos años que hacía el yogur en casa. Obsequié la yogurtera a una amiga, que le salieron todo tipos de alergias alimenticias y deseaba controlar todos y cada uno de los ingredientes ella misma, para evitar trazas o reacciones alérgicas. Tras los años, he vuelto a adquirir una yogurtera. Puede parecer un trasto más en la despensa de la cocina, mas os aseguro que cuando probáis un yogur casero, dais por bueno ese espacio.

Hay mucha leyenda sobre los yogures en casa y los métodos para hacerlos. Yo no me fío el hacerlos con el horno precalentado o bien envolver los vasitos en mantas u otros remedios caseros. No digo que no funcionen, mucho cuidado, mas prefiero tener la  yogurtera y me quedo más tranquila.

Yo os daré la receta básica, que salen todos los vasitos de la yogurtera. Si vuestra máquina es de las que hacen el yogur en formato “olla”, cuando estén hechos, podéis pasarlos a vasitos de cristal o bien a un tupper grande e ir cogiendo la cantidad de yogur que queráis. En muchas de las recetas que circulan por la red, indican el ponerle leche en polvo para que el yogur tenga más concentración de leche. Yo no se la añado y salen riquísimos. Lo que sí he hecho alguna vez, es agregar 1 cucharada sopera de leche condensada. Así, la leche sale más concentrada y aporto algo de dulzura, si bien sólo va a ser para quitar el sabor más ácido del yogur natural. ¿Preparados? ¿Las manos limpias? Puesto que derechos a la cocina que prepararemos nuestros yogures caseros en yogurtera.

Ingredientes:

– 1 litro de leche fresca al ser posible. Yo he probado con todo tipo de leches (desnatadas, semi, entera, fresca, uperisada, con calcio, vitaminas….) y sale bien con todas. Como es lógico, cuanto menos grasa tenga la leche, más ligero va a estar el yogur.

– 1 yogur natural o bien de sabores (se perderá el sabor y casi no se notará). Puede ser con bífidus, ecológico, desnatado, enriquecido…. Lo que sí es esencial es que no tenga trozos de frutas, ni de cereales u otra cosa, que sea sólo yogur.

– Opcional: 1 cucharada de azúcar (blanco o bien moreno). Asimismo se le puede poner exactamente la misma cantidad de miel (romero, azahar, mil flores….) o bien de leche condensada.

Complementos para acompañar el yogur:

– Muesli.                                                    – Mermelada.

– Chocolate troceado.                                – Frutos secos.

– Miel.                                                        – Coco rallado.

Preparación:

– En una jarra extensa, ponemos la leche y el yogur. Si queremos endulzar con miel, azúcar o bien leche condensada, también se lo pondremos.

-Batimos con unas varillas o la batidora eléctrica hasta que veamos todo integrado.

– Vamos a repartir todo entre los vasos de la yogurtera, que quede todo homogéneo.

– Tapamos la yogurtera  la ponemos en marcha. Necesitará un mínimo de 8h. Lo ideal es dejarla toda la noche, de este modo por la mañana la tendremos lista.

– Por la mañana, destapar la yogurtera. Ponerle las tapas a los vasitos y guardar en la zona más fría de la nevera.

– En el momento de consumir, le ponemos el complemento que más nos guste: azúcar, miel, 1 onza de chocolate picado, frutos secos, muesli, mermelada. fruta de temporada…. Las combinaciones son infinitas. Y siempre y en toda circunstancia es más aconsejable ponerle esto justo en el momento de consumir. Es importante decir que estos complementos se le ponen una vez el yogur ya elaborado y ya antes de consumirlos, porque si se lo pusiésemos al principio, con el calor de la yogurtera (si bien es un calor bajísimo) lo que pongamos (fruta, muesli…etc) se puede estropear. Asimismo podemos agregar jarabes de sabores: vainilla, fresa, chocolate…

Unos ejemplos para combinar el yogur: miel, arándanos secos y nueces y chocolate.

Unos ejemplos para combinar el yogur: miel, arándanos secos y nueces y chocolate.