Receta deliciosa y muy fácil de pechugas a la Sorrentina

Como preparar Receta deliciosa y muy fácil de pechugas a la Sorrentina facil.

La salsa Sorrentina es una salsa, de origen italiano, muy simple de preparar, pero no por eso deja de ser exquisita, es ideal para acompañar cualquier plato, así sea pastas, carnes o pescado, aun con verduras esta muy, muy buena.

Esta salsa es muy simple puesto que solo lleva un sofrito sencillísimo de cebolla y ajo, acompañado de unos tomates pelados y cortados en trozos medianos, luego se pone el ingredientes primordial cubierto de salsa y se remata con una capa de queso mozarella, que se gratina al horno, de esta manera queda una capa muy suave y sabrosa de queso por encima.

Si preparas las pechugas de pollo con esta receta que te recomiendo, te van a quedar jugosísimas y con un sabor insuperable,  así que no vaciles en prepararla que estoy segura que te gustarán mucho.

A continuación y como siempre y en toda circunstancia puedes ver un vídeo de la preparación paso a paso, así podrás ver como quedan estas pechugas tan deliciosas.

INGREDIENTES

  • 800 g de pechuga de pollo
  • 1 Kilo de tomate troceado sin piel
  • 1 Cebolla
  • 3 Dientes de ajo
  • 300 g de mozarella fresca
  • Orégano al gusto
  • Albahaca al gusto
  • 6 Cda de aceite
  • Sal y pimienta al gusto

(4 Personas)

ELABORACIÓN

Pon una sartén a fuego medio-alto y echa tres cucharadas de aceite.

Cuando esté caliente agrega las pechugas de pollo.

Échales sal y pimienta al gusto.

Sofríelas unos cinco minutos hasta que estén bien selladas por todas partes.

Saca las pechugas de la sartén y las reservas.

En exactamente la misma sartén echa 3 cucharadas pero de aceite y la dejas a fuego medio.

Agrega la cebolla y los ajos todo pelado y cortado en pedazos pequeños.

Echa un poco de sal.

Sofríelo unos 3 minutos hasta que la cebolla empiece a estar dorada.

Agrega el tomate cortado en trozos medianos y sin piel.

Echa el orégano y pimienta la gusto y un tanto de sal.

Sofríelo unos 2 minutos más a fuego medio.

Echa la albaca picada o cortada en pedazos pequeños.

Lo remueves bien y retira la sartén del fuego.

Echa la mitad de la salsa en una bandeja de horno y la repartes bien.

Pone las pechugas que habías reservado en la bandeja sobre la salsa.

Echa sobre las pechugas el resto de la salsa.

Procura que queden bien cubiertas.

Desmigaja el queso mozarella y lo echas por encima de todo.

Introduce la bandeja en el horno precalentado a 200º centígrados.

Hornéalo unos 25 minutos a 200º centígrados.

Saca la bandeja del horno.

Ya puedes servir las pechugas así como la salsa.