Receta fácil de gambas a la gabardina

Como preparar Receta fácil de gambas a la gabardina ¡Facilísimo!.

Los caballitos o gambas con gabardina son una de las maneras más tradicional de y sabrosas de preparar un temtempié con las gambas, se trata de unas gambas fritas con un rebozado muy crepitante y muy simple de preparar.

Para la preparación del rebozado yo suelo emplear cerveza, si bien también podrías usar agua con gas y media cucharada de levadura química o bien polvos de hornear, la masa te saldría igual de buena y crepitante.

Respecto a alabanzas gambas puedes utilizar las que prefieras, como gambones o incluso langostinos, eso si que tengas buen tamaño, para que los puedes pelar bien y te queden grandes y bonitos.

si quieres a continuación puedes ver el vídeo de la receta paso a paso, para que no te pierdas nada sobre la elaboración y que puedas ver como quedan.

También puedes visitar mi canal de youtube para poder ver esta y otras muchas recetas tradicionales y no olvides subscribirte para percibir todas y cada una mis recetas

INGREDIENTES

  • 1 Kilo de gambas o gambones
  • 250 g de harina de trigo
  • 330 ml de cerveza
  • 1 Huevo mediano
  • 1 Diente de ajo
  • Perejil picado
  • una pizca de colorante
  • Sal al gusto
  • Aceite para freír

(4 Personas)

ELABORACIÓN

Quitale la cabeza las gambas.

Las pelas y deja un trozo en la cola de las gambas sin pelar.

Lávalas bien y las reservas.

Ahora prepara el rebozado.

Casca el huevo y lo echas un bol.

Bátelo bien.

Vierte la cerveza y agrega el perejil picado.

Echa asimismo el ajo pelado y picado y un pellizco de colorante.

Bátelo hasta que esté bien mezclado.

Ahora echa la harina de trigo.

Lo prosigues batiendo hasta que consigas una masa sin grumos.

Debes quedarte una masa algo espesa.

Si te queda ligerísima o espesísima, le puedes agregar pero harina o pero cerveza.

Pon una sartén a fuego medio y echa abundante aceite para freír.

Reboza las gambas que habías reservado en la masa.

Deja un el trozo de la cola que no has pelado sin arrebozar.

Cuando el aceite esté bien caliente vas poniendo las gambas rebozadas a freír.

Prosigue rebozando las gambas y poniéndolas a freír.

No pongas muchas a la vez a fin de que el aceite no se enfríe.

Fríelas unos dos minutos por cada lado.

Cuando estén bien fritas las sacas de la sartén y las pones sobre una reja o similar a fin de que suelten el aceite sobrante.

Sigue friendo el resto de las gambas hasta el momento en que las tengas todas y cada una.

Ya las tienes listas para servir.